Chiste económico del jueves

Para un economista la vida real es un caso especial.