¿Qué son los Mini Jobs?

Los Mini Jobs (literalmente “mini trabajos”) son contratos caracterizados por su baja remuneración y ser de un máximo 15 horas de trabajo semanales.

Estos contratos se popularizaron en Alemania en 2003 y han permitido mantener activa su economía. El mini job más común cuenta con un salario de 400 euros al mes -en Alemania no está regulado el salario mínimo interprofesional- y el trabajador no paga impuestos; no obstante, puede realizar aportaciones voluntarias a los sistemas sociales. Para el caso de las personas con hijos o personas a su cargo, el Estado les aporta una ayuda social que complemente sus ingresos.

Se suele emplear este tipo de contratos para puestos que baja cualificación como limpiadoras del hogar, repartidores, cuidadores/as de niños o ancianos, pintores, repartidores, etc.

 

 

Anuncios